Rogelio, un guajiro que pinta.

No son pocas las personalidades de la cultura que en los años de fundada la “Casa Naborí” han visitado a esta institución cultural en el municipio de Limonar.
Como sorpresa para los asiduos visitantes y consumidores del buen arte tradicional campesino, el pasado domingo se contó con la presencia del conocido artista de la plástica el “Guajiro que pinta” Rogelio Fundora Ybarra, donando a este centro cultural un cuadro del rostro del Indio Naborí.
Rogelio, en toda su obra nos hace pensar en una referencia permanente del hombre de campo y el paisaje que le rodea.
Con un currículum amplio, pero corto en el tiempo, a través de su pintura ha interpretado el sentir, vivir y pensar del hombre que guataca en mano y en el surco suda para la producción de alimentos para nuestro pueblo.
“Donde Nace lo cubano”, “Agricultor y pintor”, “Oportuna mirada” entre otras, son exposiciones que han transitado por importantes galerías de Cuba y en colecciones privadas de Españas, Francia, Alemania, Estados Unidos.
Para Rogelio Fundora Ybarra, (Madruga, Artemisa. 1972) su caballete y lienzo, son instrumento inseparable de la semillas, el regadío, guataca, tractor y la ropa de campo, por lo que logra una obra plástica muy conceptual de la realidad campesina de hoy.
Premio Relevante del IX Taller Nacional de Educación Patriótica – Militar e Internacionalista, auspiciada por la Universidad Agraria de La Habana, figura entre la lista de reconocimiento a esta guajiro en que la dureza de las manos por el trabajo del campo se trasforma en poesía plástica al derramar óleo o acrílico sobre el lienzo.

Rogelio en le entrega de una de sus obras.

Rogelio en le entrega de una de sus obras.


Alimentando la cría

Alimentando la cría


.Autorretrato en el guayabal

.Autorretrato en el guayabal

Anuncios